Continua el debate por una política de seguridad farmacéutica en Colombia

Continua el debate por una política de seguridad farmacéutica en Colombia

El Webinar ‘Alternativas para una política de seguridad farmacéutica’ organizado por INNOS contó con la participación de Carlos Álvarez, Coordinador de estudios sobre el Covid-19 ante la OMS para Colombia; Jaime Andrés Cano, Director de la Corporación para Investigaciones Biológicas; Francisco Noguera, Gerente de Innovación y Experiencias de INNpulsa; Álvaro Amaya, vocero y coordinador académico de INNOS; Ricardo Palacios, Director del área de investigación clínica del Instituto Butantan de Brasil; Adriana Pacheco, Directora del Doctorado en Salud Pública de la Universidad El Bosque y el Senador Iván Darío Agudelo, quienes brindaron a la audiencia un panorama general y el respectivo contexto de la seguridad farmacéutica en Colombia. Además, se resaltaron las implicaciones del Proyecto de Ley “por medio del cual se dictan las bases de la Política Nacional de Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación I+D+i para la Seguridad Farmacéutica”. Al hablar de estas políticas ya son muchos los países que le han tomado ventaja a Colombia, sin embargo se espera que esta iniciativa le permita al país afrontar los desafíos que impusó la nueva realidad y cerrar las brechas en términos de accesibilidad a bienes esenciales como medicamentos, vacunas, equipos médicos, entre otros, que se hicieron más visibles durante la pandemia.

Este Webinar ratifica que el debate por política de seguridad farmacéutica en Colombia continúa.

Reino Unido anunció más fondos para investigación y desarrollo científico

Reino Unido anunció más fondos para investigación y desarrollo científico

El portal Healthcare It News dio a conocer la semana anterior que el Gobierno de Reino Unido destinará más de 250 Millones de Libras para el desarrollo de investigaciones científicas en curso, que se suman al presupuesto previo de 400 Millones destinados a la Agencia de Investigación e Innovación del Reino Unido (UKRI) y a las Academias Nacionales. Con ello, el gigante europeo fortalece su posición como potencia científica en el contexto complejo de salud pública que vive el mundo.

Con esta adición de los fondos, los británicos alcanzan el mayor presupuesto para ciencia, investigación y desarrollo que han tenido en más de 40 años totalizando 17,4 Billones de Libras para el año. Se espera que el dinero sea utilizado para apoyar las investigaciones pioneras de la industria y así brindar mejores condiciones de acceso a investigadores y científicos que compiten por recursos públicos. Además, la inversión les acerca al promedio presupuestal que destinan los países de la OCDE a Innovación, ciencia y desarrollo, el cual asciende al 2.4% del PIB .

Sin duda, la noticia sienta un precedente para los países que buscan alternativas para mitigar el impacto del COVID-19 en el mundo y es una invitación a consolidar sistemas de salud que funcionen de la mano de todos los actores y procesos de innovación científica. Aunque la presión de nuevas dificultades en el ecosistema sigue creciendo, el Gobierno de Reino Unido ha dado respuesta a través de la promoción de herramientas digitales para hacer que la ciencia sea más ágil, accesible y centrada en el paciente – todo un reto para américa latina.

A pesar de ello, algunos sectores se cuestionan si realmente el Gobierno está incrementando el presupuesto. Las dudas surgen de la coyuntura sociopolítica que vive el país por cuenta del BREXIT y los fondos comunes de ciencia, investigación e innovación como Horizon. Al no pertenecer oficialmente a dichos fondos, el Gobierno debe asumir costos de membresía que, para muchos, surgen desde el mismo presupuesto para la ciencia. Es decir, en términos reales el Gobierno no estaría aumentando la inversión, sino redistribuyendo y recortando el fondo general destinado a Investigación y Desarrollo. No obstante, por ahora las comunidades científicas más importantes no han validado esas acusaciones.

Toda esta discusión, sin duda, promueve debates locales en el mundo que cuestionan la pertinencia y prioridades en los presupuestos públicos. En Colombia, por ejemplo, el presupuesto para el 2021 en Ciencia, Tecnología e Innovación no supera el 1% del PIB; una cifra que deja en mala posición al país en relación a los demás miembros de la OCDE. Y en el caso de américa latina la situación tampoco es favorable.

Lo cierto es que en un contexto tan exigente sobre los sistemas de salud en el mundo, los Gobiernos deben promover el mejoramiento de las condiciones de sus ambientes de investigación y desarrollo. Eso no solo se traduce en mayor inversión, sino también en procesos burocráticos eficientes, apertura a la participación de actores clave, corresponsabilidad en la visión del ecosistema y políticas de sostenibilidad robustas. El caso de Reino Unido es un avance en el mundo, pero persisten desafíos en todas las latitudes que aún deben afrontarse y que no dan espera.

 

Fuentes:
https://www.healthcareitnews.com/news/emea/uk-government-announce-extra-250m-ongoing-research
https://minciencias.gov.co/la-ciencia-en-cifras/presupuesto-colciencias

 

Las conversaciones sobre la política de seguridad farmacéutica ganan fuerza en el país.

Las conversaciones sobre la política de seguridad farmacéutica ganan fuerza en el país.

El pasado 25 de Marzo se desarrolló el conversatorio “Alternativas para una política de seguridad farmacéutica en Colombia” organizado por el Instituto de Prospectiva e Innovación en Salud – INNOS, con la participación de actores claves del ecosistema de salud, ciencia e innovación en el país.

Por: Brandon Hernández

En el marco de la dura pandemia que vive el mundo por el COVID-19, los países cada vez más se ven forzados a desarrollar alternativas que fortalezcan sus ecosistemas de salud. En Colombia, desde el 2020 se está hablando de un Proyecto de Ley, cuyo objetivo principal, de acuerdo a su artículo 3, es ‘proteger al país en el largo plazo de cualquier posible desabastecimiento de bienes públicos tecnológicos sanitarios esenciales y de la dependencia externa en materia científica, tecnológica, industrial o logística para la investigación, desarrollo, innovación, producción, distribución y dispensación de dichos bienes’.

Este proyecto que ha sido liderado por el senador Iván Darío Agudelo y respaldado por diferentes actores del sector, fue discutido en el pasado Webinar de Seguridad Farmacéutica desarrollado por INNOS. Expertos del nivel de Carlos Álvarez, coordinador de estudios sobre COVID-19 ante la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para Colombia; Jaime Andrés Cano, director de la Corporación para Investigaciones Biológicas; Francisco Noguera, gerente de Innovación y Experiencias de INNpulsa y Álvaro Amaya, coordinador académico de INNOS, resaltaron que el país debe afrontar los desafíos que impuso la nueva realidad y cerrar las brechas en términos de accesibilidad a bienes esenciales como medicamentos, vacunas, equipos médicos, entre otros, que se hicieron más visibles durante la pandemia; en opinión de los expertos, se trata de fortalecer estrategias con un enfoque eco-sistémico que redunde en acciones más articuladas, eficaces y que consoliden nuestro sistema CTI en un contexto global de interdependencia y cooperación.

La propuesta, que abarca la independencia científica y tecnológica, la suficiencia de la producción y la oferta farmacéutica y la disponibilidad de la misma y la asequibilidad, motiva la investigación en el país y pretende aumentar la calidad de vida de la población en términos de acceso a los bienes esenciales en salud.

El evento hizo eco en distintos medios de comunicación nacional como el Diario Extra, Diario del Sur, Diario del Cauca; los portales Gestar Salud, Asuntos Legales, Hsb Noticias y Opinión y Salud. Cuyas notas resaltaron la rezagada posición del país respecto a algunos referentes internacionales en la materia y describieron los ejes fundamentales de la política propuesta. Por fortuna para todo el ecosistema, en el país gana fuerza esta discusión y el debate consciente e informado se pluraliza con la participación de todos los actores implicados directa o indirectamente en el asunto.

Análisis y alternativas PLSegFarm

Análisis y alternativas PLSegFarm

Este documento presenta el Análisis al Proyecto de Ley 372 de 2020, “por medio de la cual se dictan las bases de la Política Nacional de Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación I+D+i para la Seguridad Farmacéutica y se dictan otras disposiciones” y recomendaciones alternativas para el desafío de la Seguridad Farmacéutica en nuestro país.

¿Qué nos dice la entrada de Amazon a la Telesalud?

¿Qué nos dice la entrada de Amazon a la Telesalud?

Amazon anunció la semana anterior su decisión de ofrecer servicios de Telesalud en todo el territorio de los Estados Unidos a mediados de este año.

El Covid ha acelerado procesos de transformación digital en la mayor parte de los sistemas de salud. Aparecieron nuevos proveedores y más clínicas, hospitales y centros de atención acogieron las oportunidades ofrecidas por startups y empresas con ya cierta trayectoria en muchos países.

Pero también la pandemia aceleró la entrada de grandes jugadores tecnológicos en sectores que antes no eran foco estratégico en su negocio. Amazon ya venía haciendo inmersión en el sector salud desde la compra en 2018 de PillPack y el lanzamiento en noviembre de 2020 de su servicio de farmacia.

En una juiciosa línea de gestión de innovación, Amazon Care (https://amazon.care) inició su desarrollo el año anterior con un piloto para los trabajadores de Amazon en la zona de Seattle. A partir de esta semana la oferta del servicio se escala a los trabajadores de empresas en la zona de Washington. Si bien esta fase se ofrece bajo un modelo de beneficios corporativos, la fase de escalamiento a todo el país vendrá muy seguramente de la mano de alianzas con aseguradoras.

Ya los actores tradicionales anuncian ajustes en sus estrategias respondiendo al desafío que representa la entrada al mercado de un gigante como Amazon. Varias cadenas de farmacias (CVS, Walmart) han anunciado el crecimiento de sus servicios de telesalud, mientras que los proveedores tradicionales de Telemedicina como Telladoc y Amwell anuncian importantes acuerdos con aseguradoras atendiendo la creciente demanda.

Mientras que la afinidad de los usuarios y prestadores finales de servicios por plataformas digitales continúa en aumento, la oferta de servicios de Telemedicina se multiplica y diversifica cada vez más con eventos impulsores como la Pandemia y con agentes dinamizadores como Amazon.
Colombia también ha experimentado un crecimiento exponencial en servicios de salud mediados por tecnologías remotas y el 2020 representó el año de surgimiento de varias soluciones lideradas por emprendedores nacionales como CocoDigital y Way Medicals.

La transformación del eco-sistema de prestadores de servicios de salud ha sido acelerada por la pandemia y apenas está en fases iniciales; veremos en el mundo entero muchos más y muchos nuevos actores y modelos de servicio. Es necesaria una mirada permanente a cómo evolucionan estas dinámicas en el mundo entero para que el gobierno nacional ajuste oportuna y adecuadamente los marcos regulatorios y para que los prestadores de servicios de salud locales y nuestros emprendedores escalen acertadamente la transformación de nuestro sistema con calidad, equidad y sostenibilidad, pero antes que nada, para que pongamos al ser humano en el centro de toda solución.

Fuente https://amazon.care