“Casi toda la población colombiana terminará infectada por el COVID, morirá gente vulnerable no vacunada. Esas muertes solo serán el producto de una distribución desigual de la vacuna”.

Ene 13, 2022

Gustavo Petro - Pacto Histórico - Pre candidato Fuente: https://twitter.com/petrogustavo/status/1481601732866101248
Datos:

Parcialmente correcto

Factibilidad:

No aplica

Información científica:

Sin evidencia

Razonamiento:

No aplica

Comparta en:

Desde la declaración de Ómicron como variante de interés por parte de la OMS (26 de noviembre 2021), dada su alta transmisibilidad, el número de casos activos en el mundo creció un 71%; así, por ejemplo, para el caso de América Latina, se experimentó un crecimiento inquietante: la OPS estimó que el 1 de enero los casos reportados en la región ascendían a 3,4 millones, mientras que, para el 8 de enero se contaban alrededor de 6,1 millones. Colombia también percibió un aumento en los casos positivos; así, durante los primeros días del mes de enero, el país pasó de 13.576 casos activos a 73.378. Por tal razón, en días pasados, el MinSalud señaló que la variante Ómicron tenía un potencial de contagio de cinco a diez veces mayor que otras variantes, aunque los casos positivos han aumentado considerablemente por Ómicron, esto no significa, necesariamente, que “casi toda la población” vaya a contagiarse al mismo tiempo, es decir, no existe evidencia contundente que indique que toda la población terminará contagiada. De todos modos resulta muy difícil establecer el número exacto de personas contagiadas, dado el subregistro (no todas las personas con síntomas se realizan la prueba y hay personas asintomáticas). Colombia, según la base de datos de la Covid 19 de la OMS, tiene 11.628 casos acumulados activos de Covid-19 por cada 100.000 habitantes. Al comparar el país con 12 países (tres europeos y ocho de la región de América), Colombia se ubica en el puesto ocho entre los 12 países (ver gráfica) con casos positivos acumulados.

Frente a la frase “morirá gente vulnerable no vacunada”, la afirmación es correcta, tal como lo establece el MinSalud en un estudio realizado entre el 28 de diciembre y el 8 de enero, los no vacunados tienen de 4 a 9 veces más riesgo de morir. Incluso, aunque las personas adultas mayores tienen un riesgo alto de fallecer si contraen la enfermedad, a partir de los 30 años el riesgo aumenta para los no vacunados. No obstante, cuando el candidato se refiere a “esas muertes solo serán el producto de una distribución desigual de la vacuna”, es importante mirar, en primer lugar, cómo va Colombia en materia de vacunación. Según Our World in Data para el 29 de enero el país reportó las siguientes cifras: el porcentaje de personas vacunadas con esquema completo se ubicó en 61,49%, mientras que, el porcentaje de personas con esquema parcial fue de 17,05%, es decir, el porcentaje total fue de 78,54%. En segundo lugar, reconocer una serie de características demográficas y geográficas. De esta manera, el MinSalud asigna una cantidad de dosis, luego las entrega y las secretarías de cada una de las entidades territoriales se encargan de la distribución para su aplicación. Allí pueden presentarse dificultades logísticas, sin embargo, se podría decir que la distribución resulta más o menos proporcional a la densidad demográfica. En tercer lugar, es importante señalar que desde el anuncio del arribo de vacunas, el MinSalud estableció un sistema de priorización, éste se dividió en cinco etapas orientadas, justamente, a una distribución desigual de las dosis teniendo en cuenta el riesgo por edades, comorbilidades o sobreexposición al virus (OPS: COVID-19 y comorbilidades en las Américas). En cuarto lugar, también es importante tener en cuenta las personas que no quieren vacunarse, así, Encuesta Pulso Social del DANE presentada en septiembre de 2021 arrojó un dato interesante, el 6,2% de los encuestados no quería inocularse, cuando se les preguntó por las razones, dos de estas llamaron la atención, la primera porque la vacuna es insegura. La segunda, la vacuna no es lo suficientemente efectiva. Así mismo, el mayor número de personas encuestadas que no querían vacunarse se ubicaron en Quibdó (23,4%), en Neiva (13,5%) y en Villavicencio (12,8%).

Por consiguiente, se puede considerar que esta última frase es parcialmente correcta, ya que las personas vulnerables no vacunadas tienen mayor riesgo de morir, pero esas muertes no son producto de una distribución desigual de la vacuna, pueden ser el resultado de otros factores, como, por ejemplo, las personas que deciden no vacunarse. De todas formas, es importante que continúen los esfuerzos de vacunación para evitar muertes innecesarias.

Comparta en:

Acá podrá dejar sus comentarios
¡Gracias por apoyar a INNOS en su contribución a la democracia en Colombia! En este espacio podrá enviarnos sus comentarios. De ser necesario, adjunte la fuente de información que los soporta.

0 Comments

Submit a Comment

Su dirección de correo no se hará público.

Declaraciones Sugeridas